Estudio Bíblico #4

El Plan de Salvación

1. ¿Cuántos de los hombres estaban perdidos y necesitaban salvación?

(Romanos 3:23) Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios…

2. ¿Cuándo se decidió la redención del hombre?

(1 Pedro 1:18-20) Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros.

3. ¿Cómo reveló Dios desde el principio la venida de un salvador?

(Génesis 3:15) Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza y tú en el calcañar.

 (Génesis 3:21) Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió.

4. ¿De qué manera manifestó Dios su amor al hombre perdido?

Juan3:16 “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él crea no se pierda mas tenga vida eterna

 Romanos 5:6-8 Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

5. Según la ley, ¿haciendo qué cosa el hombre puede tener justicia, ser justo y gozar de la salvación de Dios?

Deuteronomio 6:24, 25Y nos mandó Jehová que cumplamos todos estos estatutos, y que temamos a Jehová nuestro Dios, para que nos vaya bien todos los días, y para que nos conserve la vida, como hasta hoy. Y tendremos justicia cuando cuidemos de poner por obra todos estos mandamientos delante de Jehová nuestro Dios, como él nos ha mandado.

6. ¿Por qué la ley declara culpables y malditos a todos los hombres?

Gálatas 3:10 Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas.7. Si la ley exigía justicia y obediencia perfecta a todos los mandamientos divinos para que el pecador fuese considerado justo y salvado para con Dios, ¿podía el hombre brindarle a Dios esa pureza inmaculada como condición para ser justificado?

(Job 15:14-16) ¿Qué cosa es el hombre para que sea limpio, y para que se justifique el nacido de mujer? He aquí, en sus santos no confía, y ni aun los cielos son limpios delante de sus ojos; ¿Cuánto menos el hombre abominable y vil, que bebe la iniquidad como agua?

(Job 25:4-6) ¿Cómo, pues, se justificará el hombre para con Dios? ¿Y cómo será limpio el que nace de mujer? He aquí que ni aun la misma luna será resplandeciente, Ni las estrellas son limpias delante de sus ojos; ¿Cuánto menos el hombre, que es un gusano, y el hijo de hombre, también gusano?

8. Debido a que el hombre había ofendido la justicia divina, la ley demandaba que el sustituto del ser humano debía poseer todas las cualidades de la perfección, ¿Qué dice le Escritura acerca de Aquél que ocupó nuestro lugar?

(Hebreos 7:25-28) Por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos. Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificados por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. Porque la ley  constituye sumos sacerdotes a débiles hombres; pero la palabra del juramento, posterior a la ley, al Hijo, hecho perfecto para siempre.

9. ¿Cómo logró Dios satisfacer su justicia y a la vez hacer que los injustos fuesen declarados justos?

(2 Corintios 5:21) Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

(1 Pedro 3:18) Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu.

10. ¿Quién ha sido el único hombre que ha vivido en obediencia perfecta y nunca pecó ni siquiera en un pensamiento?

Hebreos 4:15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestra debilidad, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.

1 Pedro 1:18-19 Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación…

11. ¿Cuán suficiente fue la ofrenda del cuerpo de Cristo para hacernos perfectos delante de los ojos de un Dios santo?

Hebreos 10:10-14 En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

12. ¿Puede alguien insinuar dudas acerca de nuestra justificación o acusarnos delante de Dios?

Romanos 8:32-34 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

13. ¿Cuáles han sido los beneficios de la gracia que Cristo conquistó a favor nuestro mediante su muerte vicaria?

Romanos 5:1  Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo…

Romanos 9-11 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación.

14. ¿Cuál fue la exclamación del apóstol San Pablo cuando pensó en la bondad de Dios hacia nosotros?

2 Corintios 9:15  “¡Gracias a Dios por su don inefable!”

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2020 El Amanecer de la Esperanza Ministry • Todos los derechos reservados
Síguenos: