La amargura es uno de los pecados más sutiles, pero más dañinos en la vida de un ser humano. Su sutileza radica en que sus motivos aparentemente son justificables cuando surgen de agresiones físicas, verbales o emocionales. La amargura no tan solo marca las personas físicamente y en su conducta, ya que endurece el rostro…

© 2017 El Amanecer de la Esperanza • Todos los derechos reservado
Síguenos:           

Send this to a friend