Estás de pie y de pronto se abre frente a ti un hermoso panorama, un paraíso, el Edén. Flores hermosas, de todas las índoles, te dan la bienvenida. El río corre, travieso, alimentando aquel huerto, mientras el trino de los pajaritos, pone música a todo el lugar. La grama verde, refresca tus pies descalzos, que…

© 2017 El Amanecer de la Esperanza • Todos los derechos reservado
Síguenos:           

Send this to a friend