Alabar y adorar a Dios no es un compromiso, sino una necesidad de nuestro ser espiritual. Dios no necesita de nuestra alabanza ni adoración, pero sí Él busca que le adoremos en Espíritu y verdad, pues ahí estriba nuestra razón de ser. Dios nos creó para alabanza y gloria de su nombre, y él es…

© 2019 El Amanecer de la Esperanza • Todos los derechos reservado
Síguenos: